EDITORIAL

Con Jardín de Letras 3 en su versión digital, concluimos el año escolar 2013-2014. Año de verdaderos frutos literarios, de lecturas creativas y de una presencia editorial consolidada a través de criterios literarios y visuales definidos. Celebramos, pues, la consolidación de una imagen editorial, literaria y visual. Cabe señalar que Jardín de Letras se centra en contenidos emanados de la literatura, ya sea como reflexión o como creación. Pero no hemos dejado fuera el lenguaje visual presente en la revista desde el número uno impreso, en donde dos ilustradores extranjeros colaboraron con nosotros sin conocernos y por el simple hecho de sabernos amantes de la literatura, de la cultura y del arte. Ellos son Alejandra Karageorgiu, argentina, y Sergio Michilini, nicaragüense, quienes amablemente ilustraron en aquella ocasión nuestra portada y algunos textos sobre Juan Rulfo. En nuestra versión digital nos ha acompañado Fernando García Álvarez con una propuesta visual intensa y de imágenes coloridas, con la que damos cabida de manera permanente al lenguaje visual en Jardín de Letras. Dejamos en sus manos este número que rompe con nuestros criterios de extensión, ya que hemos rebasado el número de páginas acostumbradas, pero no podíamos dejar fuera textos de análisis y reflexión de valor literario sobre dos temas relevantes en nuestra vida cotidiana: la supervivencia y la filosofía. Y junto con ellos debíamos incluir la modalidad sintética del pensamiento con algunos greguetweets; y para cerrar el número la lectura de una narración de Alejandro Toledo, nuestro invitado muy especial.

Jaquelina Rodríguez Ibarra