fbpx

EL CORONAVIRUS

Contact Us

EL CORONAVIRUS

EL CORONAVIRUS

José Antonio Ángeles Jiménez

 

En diciembre de 2019 ocurría algo muy raro en China, especialmente en Wu-han, la gente comenzaba a presentar síntomas de una enfermedad causada por un virus el cual no era nuevo pero que presentaba síntomas diferentes nunca antes vistos, pero no fue hasta enero del 2020 que el gobierno chino anunció al mundo que tenían presente un nuevo virus:

  • Es un virus del cual aún desconocemos su comportamiento y una posible cura, es llamado Coronavirus.

Había algunos datos de cómo eran los primeros síntomas y cómo se contagiaba, pero aún se veía muy lejos que llegara a otros continentes.

Entre febrero y marzo, este virus llegó a Europa, en países como Italia y España la situación fue grave, y a América. En el lapso de semanas se presentaron algunos casos en México y el gobierno decidió suspender clases y actividades que no fueran esenciales.

  • A partir del día 20 de marzo se suspenden oficialmente las clases hasta nuevo aviso.

En el Colegio Vizcaínas se suspendieron el jueves 19 de marzo, una de las maestras llegó a informar lo que sucedía:

  • A partir de mañana viernes ya no se presentarán por lo que deberán llevar a casa todas sus pertenencias y los mantendremos informados por la plataforma del colegio.

Los alumnos estaban muy desconcertados por lo que estaba pasando, no entendían bien qué estaba sucediendo, esa incertidumbre de no saber cuándo regresarían, veían todos los salones vacíos, mostraban mucha tristeza, era algo que no esperaban, en esta ocasión no se veían contentos de ya no ir al colegio.

Al iniciar el periodo de cuarentena la gran mayoría de los estudiantes se encontraban muy relajados ya que podían despertar tarde y sentían que se relajaban más, pensaron que iban a tener mucho tiempo para hacer nuevos proyectos o cosas que generalmente en clases no pueden realizar de manera frecuente, pero jamás pensaron que los maestros iban a empezar a mandar más tarea de lo acostumbrada a través de la plataforma del colegio:

  • A partir de esta semana tendremos videoconferencias con ustedes en donde se impartirán las clases y se enviarán las tareas para más adelante realizar los exámenes bimestrales en línea.

Para los alumnos, todo esto era algo nuevo, aunque si bien es cierto que están muy acostumbrados a la tecnología no menos cierto resulta que no están preparados para trabajar bajo ese contexto, no contaron con que iban a tener otro tipo de presiones. Empezaron a sentirse muy estresados y pasar por terribles momentos al intentar entregar todos sus trabajos, los alumnos comentaban entre ellos:

Toño: Tengo muchos problemas con el internet y esta parte la escuela no la contempló.

Yulia: Siento que la plataforma es muy lenta y se traba o satura mucho.

Berenice: Estoy más estresada de pensar que mi internet va a funcionar bien para realizar mi examen y no me va a sacar de la plataforma que estudiar las materias.

Carlos: Ahora estamos peor que cuando vamos a la escuela.

Todo esto fue una experiencia nueva tanto para los alumnos como para la escuela y los profesores, todos estaban presionados al conocer esta nueva forma de trabajo.

El estrés que sienten los alumnos se fue incrementando primeramente por el virus, después obviamente por no poder salir, estar en cuarentena y luego por la carga de trabajo que habían tenido, muchos de ellos han llegado a sentir ansiedad porque hay materias que no están entendiendo bajo este nuevo método. El ser humano es sociable por naturaleza, necesitan platicar con sus amigos, los extrañan, quieren sentir un poco de libertad para poder caminar por las calles o simplemente ir a alguna reunión.

Muchas personas comenzaron a tener problemas psicológicos, depresión, ansiedad por no estar acostumbrados a vivir así, encerrados y preocupados por el virus que puede estar en cualquier lado y contagiarte. Día a día más gente se está derrumbando y ya no se puede estar ni un minuto más en cuarentena, se les entiende, pero no está en nosotros la solución, no sabemos qué hacer.

En la actualidad, gente en México no cree en este nuevo virus, para ellos es un invento del gobierno, consideran que no hay grandes complicaciones y que no debe haber preocupación, sin embargo todas estas conductas han hecho que la pandemia vaya en crecimiento, esta situación es preocupante ya que México aunque cuenta con equipo para atender a los enfermos se puede llegar a rebasar esa capacidad, igualmente se verá afectada la economía de muchas familias y del país en general por un largo periodo de tiempo.

Se podría decir que la pandemia se ha expandido por el egoísmo de la gente ya que muchos grupos no tan vulnerables como los jóvenes han decidido desde un inicio nunca respetar la cuarentena y seguir saliendo a fiestas o bares clandestinos sin ninguna medida de higiene o salubridad. Creen que son inmunes al virus ya que como no son adultos mayores o con problemas de enfermedades crónicas no se van a morir. No razonan que a fin de cuentas van a portar el virus y se lo pueden llegar a contagiar a abuelos o papás, enfermos de diabetes o hipertensión o cáncer tal vez. En muchos casos así pasó y esta gente que convivía con ellos ya no está, aunque se arrepientan ya no hay solución.

La madre naturaleza es sabia y esta situación benefició en un inicio a la biodiversidad, algunas empresas y personas dejaron de emitir muchas fuentes de dióxido de carbono a la atmósfera y el planeta ha podido tener el merecido descanso que necesitaba. Se ha visto que los animales han comenzado a entrar a grandes ciudades en manada, se han avistado de igual manera animales que ya se pensaban extintos y que causalmente en estos momentos han reaparecido porque por fin el ser humano no está ahí para cazarlos, se puede ver a los cocodrilos tomando el sol en las playas de Oaxaca, la bioluminiscencia y el avistamiento de ballenas y delfines en las costas de Guerrero, ver a algunos jaguares en las casas de Chiapas, entre otros. Esto demuestra que el ser humano sí afecta mucho al planeta y esta situación va a ayudar en parte a razonar y  darse cuenta que no se necesita hacer mucho para que el planeta se llene de vida nuevamente, dejar de explotar en exceso los recursos naturales con los que se cuentan actualmente.

Pero como siempre somos ignorantes y no entendemos, aunque nos lo digan y nos tengan que medio matar para entenderlo. Esos grandes momentos para la naturaleza ya terminaron, ahora ya todo está casi normal aunque digan que no, ya hay muchísimo tráfico en la Ciudad de México, el metro va llenísimo, las fábricas y empresas volvieron a abrir, entre otras cosas, pero sobre todo lo que nos va a afectar muchísimo en un futuro y a lo mejor más que el Coronavirus es la contaminación de plásticos y materiales como acrílicos para protegerse del COVID, cubre bocas desechables, guantes desechables, botellas de gel, botellas de alcohol, botellas de cloro, entre muchos otros plásticos que al final se van a tener que tirar al mar o a algún otro lado y tarde o temprano vamos a tenerlo que pagar.

Se entiende que si trabajas en sector salud o en una actividad de riesgo, sí requieras estos productos desechables para tu protección al estar tan expuesto, pero considero que por otro lado si no hacemos algunas de esas actividades se tiene que tomar más conciencia de eso e invertir en un cubre bocas de buena calidad lavable que a pesar de que parezca más caro termina siendo más barato ya que al comprar un cubre bocas desechable diario se gasta más y sobre todo ahora que los cubre bocas subieron muchísimo de precio.

Cada día mueren más personas en el mundo, se está viviendo un momento muy crítico en la sociedad, la economía se está viendo afectada, un estrés colectivo por no saber lo que pasará, desempleos, pobreza, delincuencia.

-Toño: Hoy en día vivo con mucha incertidumbre ya que no sé qué va a pasar, me preocupa que en momentos así veamos egoísmo, irresponsabilidad e ignorancia por parte de la gente, me pone muy triste que no pensemos en el otro, que no apoyemos al de al lado y que vivamos siempre pensando en las necesidades personales. Así mismo me pone aún más impotente no poder ayudar de la manera en la que quisiera ya que me parte el corazón ver como se la están pasando otras personas en la cuarentena desde gente honrada que sale a trabajar y no vende y no tiene dinero ni para comer hasta la gente que ha perdido familiares o que han perdido la vida.

Se debe pensar que esta situación es un breve momento en la historia que se está viviendo y que vendrán cosas mejores, poniendo cada uno de los seres humanos lo que le corresponde, cuidarse para cuidar a los demás. Todo lo malo que sucede se convierte en un aprendizaje, en esta etapa se aprende a llevar un mayor hábito de limpieza, se debe comenzar y realizar un desarrollo sustentable en el mundo para pensar en todos y cada uno de los seres vivos y llegar a un buen equilibrio y así poder avanzar en sociedad, económica e intelectualmente.

Creo que queda en nosotros apoyarnos en este momento como sociedad y como mexicanos, no intentando derrumbar o tirar al de al lado si no apoyarnos y salir adelante todos juntos. Hoy estamos a distancia, pero cerca gracias a las redes sociales entonces hay que aprovecharlas hasta donde se pueda. A esas personas que salen y no respetan las medidas de higiene les deseo lo mejor, espero que no les pase nada y pues cuídense y espero pronto volver a abrazarnos.

Share this post?

Sarahi

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Envíanos un whatsapp